Montevideo es sede de encuentro internacional para la prevención de inundaciones en América Latina

La gestión integral de crecidas es una poderosa herramienta para combatir las catástrofes naturales

La Red Latinoamericana de Centros de Conocimiento de Gestión de Recursos Hídricos (RALCEA), en colaboración con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y la Conferencia de Directores Iberoamericanos del Agua (CODIA), organiza del 17 al 21 de octubre una formación en Gestión Integrada de Crecidas (GIC). Durante cinco jornadas, el Centro de Formación de Montevideo acoge a una treintena de tomadores de decisiones y especialistas en gobernanza del agua de la región para analizar las dimensiones sociales, económicas, ambientales e institucionales de la gestión de crecidas e inundaciones.

Las inundaciones representan el 50% de los desastres naturales totales sobre la población, estando más expuestas aquellas personas que viven en países en desarrollo. Las razones de la vulnerabilidad se encuentran en la debilidad de las instituciones, la falta de planificación urbana y de aguas pluviales anticuadas así como la gestión de las llanuras de inundación.
“La actividad está diseñada para familiarizar a las personas participantes con el concepto de Gestión Integrada de Crecidas y prepararlas para identificar posibles caminos a seguir para aplicar este concepto en su campo de trabajo”, señaló en la inauguración del encuentro Luis Roberto Silva, Consultor para la Oficina de Proyectos en la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en México, que participa en la actividad en calidad de ponente. Marta Del Carmen Paris, Doctora en Ciencias Geológicas, expuso la trayectoria de estas formaciones cuyo objetivo es “crear una red que conecte al sector político, con su correspondiente fortalecimiento institucional, con la oferta del sector académico y científico”. En este punto, Victoria Hurtado, Técnica de Recursos Hídricos de la
Dirección de Gestión Integrada de Cuencas Hidrográficas en Panamá, subrayó que los principales objetivos son “elevar el tema del agua a nivel público y político” y “obtener el financiamiento necesario para seguir con la formaciones”.
El director del Sistema Nacional de Emergencias (SNE) de Uruguay, Fernando Traversa, asistió al acto inaugural puesto que la temática de las jornadas es muy importante para el país latinoamericano. De hecho, recordó que “37.500 personas fueron desplazada este año a causa de las inundaciones”. Además insistió en la “importancia de la gestión del territorio para Uruguay ya que el 95% de la población vive en zonas urbanas”.
La Cooperación Española está firmemente comprometida con el sector del agua y el saneamiento. El IV Plan Director (2013-2016) señala este sector como estratégico y prioritario, y fija el objetivo de impulsar una estrategia para favorecer la implementación del derecho humano el agua y al saneamiento, priorizando los sectores más vulnerables y marginados. En este contexto, el director del Centro de Formación, Manuel de la Iglesia-Caruncho, recordó que “el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento (FCAS) ha destinado más de 1.000 millones de dólares a estas cuestiones en América Latina en los últimos nueve años”.